Técnicas Black Hat SEO para hundir a tu competencia

Un trabajo de SEO bien realizado puede ayudarnos a conseguir mejores resultados en visitas hacia nuestro sitio web. En caso de que ese trabajo se haga mal, puede hacer que el efecto sea totalmente contrario.

De esta manera, tal y como un experto en SEO puede conseguir que tu sitio web tenga más visitas, un SEO cualquiera puede conseguir que la página de tu competencia caiga en resultados e, incluso, se hunda en la más profunda miseria.

Posicionar un sitio web no es otra cosa que dar prestigio en Internet y, como en la vida real, desprestigiar es mucho más fácil que dar crédito y respeto. Cuanto más presente es tu nombre en sitios con una cierta relevancia, más prestigio estarás ganando. Pero no vale todo en este mundo.

Además, en Internet se tienen en cuenta los mismos parámetros que en la vida real para esta labor. Es decir, será mucho más fácil desprestigiar a una empresa que lleva muy poco en activo y que no haya tenido tiempo de despegar, que a una empresa grande y potente como lo podría ser Coca-Cola. Entre otras cosas.

En cuanto al título del artículo, existen técnicas poco “morales” para trabajos de posicionamiento, son conocidas como Black Hat SEO. Antiguamente daban mejores resultados y podíamos llegar a ver páginas que utilizaban estas técnicas en los primeros lugares de las búsquedas en sus palabras clave. Pero hoy en día esto ya no se puede hacer tan fácilmente, ya que Google “sabe” cuando se llevan a cabo.

Por ese motivo, de la misma manera que antes se podían utilizar para conseguir buenos resultados en muy poco tiempo, hoy en día pueden llegar a  desprestigiar y “desposicionar” páginas web de forma voluntaria y premeditada. Y, lo peor de todo, será muy difícil conseguir los mismos resultados que teníamos antes de sufrir uno de estos ataques.

Pero estas técnicas no tienen porque utilizarse solo para hundir a la competencia. Se pueden usar para hacer desaparecer comentarios y opiniones negativas sobre productos o empresas de los resultados de Google, y más cuando se acercan fechas puntuales como campañas de Navidad, etc.

También tengo que decir que los resultados de este SEO inverso dependerán de muchos factores y las posibilidades de éxito se multiplican cuando menos tiempo on-line lleve la página de la víctima.

No he decidido escribir este artículo trivialmente, ha sido porque yo mismo, con este blog, he sido víctima de la furia de “alguien” que ha creído que mi página web no podía aparecer en los primeros lugares de los resultados de Google, en determinadas palabras clave. Pero esto no es más que una suposición a la que he llegado tras ver estos resultados en mi cuenta de Google Analytics.

Captura de pantalla 2013-11-27 a las 09.30.07

Como podéis observar se trata de una reducción de 300 visitas a 50 diarias, aproximadamente. En mi caso no es más que una “putada” porque al fin y al cabo no vivo de este blog. Pero en caso de que esto se lo hubieran hecho a una empresa privada, podría haber supuesto la ruina o pérdidas importantes en su negocio.

Al menos es lo que yo creo que ha pasado. No lo confirmaré hasta que no pase un tiempo y empiece a ver resultados en las HWG.

Otras posibles causas para estas reducciones de visitas son los cambios en el algoritmo del buscador de Google, pero investigando en la red he podido comprobar que no ha habido ningún cambio importante en las fechas en las que me he visto afectado.

Sólo me queda esperar e intentar seguir ofreciendo contenido de calidad en mi blog para que vosotros los lectores consideréis que mi trabajo es digno de compartir con vuestros amigos y conocidos, captar suscriptores y así conseguir volver a mi antiguo número de visitas e, incluso, superarlo.

Como conclusión final del artículo también tengo que decir que, a parte de ser algo poco moral por parte de los autores, son técnicas que solo tienen un resultado temporal, con lo que lo único que se consigue es bajar las visitas de la competencia durante un corto periodo de tiempo, pero el posicionamiento de la empresa autora seguirá siendo igual que antes de hacerlo.

Finalmente, teniendo en cuenta los artículos que puedo haber escrito y “molestado”, puedo imaginar que es lo que ha pasado y quien puede haber sido. Y analizando las principales fuentes de visitas antes del “ataque” y después, se habrán dado cuenta que lo que han hecho no ha servido de nada, ya que aunque mis visitas han bajado estrepitosamente, la principal razón que les puede haber llevado a hacerlo, sigue estando ahí.