Otra razón para no comprar LG

Hace ya casi dos años que compré mi HTC One X y está llegando ya el día en el que decidiré, definitivamente, cambiarlo. Me gusta que mis inversiones me duren tiempo y soy de los que exprimen al máximo el smartphone antes de comprar otro.

Como hago cada vez que adquiero algún juguete nuevo, estoy investigando el mercado en busca de la mejor opción.

Después de mi penosa experiencia con una tablet LG, la opción de comprar un smartphone LG está completamente descartado. Pero después de hacer una lista de las cosas que me importan en un smartphone, he encontrado otra pega para no comprar ninguna tablet ni smartphone LG.

De momento expongo mi lista, ordenando las características de menor a mayor importancia:

  1. Pantalla y Hardware: A estas alturas, me la pela que tenga lo último en hardware y tecnología en la pantalla. Para que quiero una pantalla QHD y una RAM de 3GB en un smartphone? No voy a jugar, que para eso tengo una consola. Es más, cuanta más resolución de pantalla y RAM, por no hablar de la frecuencia del procesador, más batería gasta el bicho. Y eso si me importa.
  2. Resistencia: Hoy en día existen smartphones resistentes al agua y a golpes. Si esto supone un incremento de coste desmedido, prefiero que se me rompa el teléfono.
  3. Tamaño: Este ya es un aspecto que empieza a ser bastante importante y donde me encuentro con un problema: la fiebre de las phablets. Para mi una locura. No me gusta. Y hay algún amigo que me ha comentado, es que con la pantalla pequeña no se ven bien las páginas web… WTF!!! es un smartphone, no un equipo de escritorio. Yo quiero una pantalla de, como mucho, 4,7 pulgadas (que ya considero que es mucho). Pero esta batalla la doy por perdida porque cualquier cosa, hoy en día, ya está en las 5 pulgadas.
  4. Batería: quiero un smartphone al que le dure la batería más de 12 horas. Es tanto pedir? si tenemos en cuenta las características que menos me importan (pantalla, hardware,…), con esto ya estoy ahorrando batería. Ahora falta que el smartphone elegido tenga una buena capacidad.
  5. Precio: Después de varios años comprándome lo último en smartphones cuando han salido (Galaxy S2, HTC One X,…), pagando el sobrecoste añadido por la novedad, he decidido que esto se va a acabar. Prefiero comprarme un smartphone barato y cambiármelo cuando me apetezca, que comprarme un tope de gama para que se me rompa o tenga que llevarlo envuelto en una funda, que lo convierta en una basura.
  6. Soporte: Y, finalemente, el soporte del fabricante. Quiero comprarme un smartphone y que, cada vez que haya una actualización de Android, mi móvil la tenga casi insofacto. Si tengo que esperar un mes no me importará. Pero quiero que mi smartphone tenga más de 2 años de actualizaciones del mismo fabricante.

Y esta es otra razón para no comprar LG.

Con la última versión de Android, la Lollipop, se ha podido ver cuando van a presentar los fabricantes las actualizaciones del sistema para sus respectivos aparatos.

Los que se actualizarán antes y tendrán mayor tiempo de soporte, serán los Nexus y los Google Play Edition.

A continuación podemos encontrar a Motorola, que está ofreciendo un soporte extraordinario en su gama de smartphones. Destacan por su excelente relación calidad precio y, sobretodo, por el soporte de actualizaciones.

Después vienen HTC, que anunciaron tardarían unos 90 días para su M7 y M8. En seguida viene Sony, que lo hará a principios del 2015.

Y en el último lugar de la lista, incluso por detrás de otras marcas como Huawei o Samsung, la peor en cuanto a soporte de actualizaciones en sus terminales, LG.

Así que, no seas tont@, y no te compres ningún LG que, además de tener un servicio post venta paupérrimo, solo ofrecen actualizaciones de Android en una media de 6/12 meses después del lanzamiento.