Instalar Xubuntu en un Macbook Pro

Xubuntu en Macbook Pro.

Después de darle muchas vueltas, probar diferentes versiones de Xubuntu, Ubuntu y pelearme con problemas de configuración, por fín encontré la manera óptima (hasta el momento) de utilizar una distro de Ubuntu en mi Macbook Pro. Concretamente voy a utilizar un Xubuntu 12.04.

Tengo que decir, primero de todo, que la instalación y posterior configuración las he hecho sobre un Macbook Pro 5.5, y que me funciona correctamente. Por lo que, si tu modelo es diferente, es posible que te encuentres con problemas que no haya descrito o que incluso te salga todo a la primera.

Así que como te habrás imaginado a estas alturas, después de leer las primeras líneas de mi artículo, tenemos que averiguar que modelo de Macbook es el nuestro.

Para hacerlo, si estás sobre tu OS X, puedes ir al menú de “Sobre este Mac”, “Más información” y buscar la referencia de “Identificador del modelo”.

En caso de que lo quieras averiguar sobre Ubuntu, abre un terminal y escribe:

sudo dmidecode -s system-product-name

Una vez hecho esto tenemos que tener en cuenta la siguiente lista para elegir la versión mínima de Xubuntu que mejor nos irá:

Si os habéis fijado he dicho versión mínima. Yo, según esta lista teniendo en cuenta el modelo de mi Macbook Pro (5.5), tengo que utilizar una 12.04. También os habréis fijado que el enlace a donde lleva, habla sobre el soporte de Ubuntu. No pasa nada, lo utilizaremos como referencia, ya que las diferencias que existen entre Ubuntu i Xubuntu prácticamente se reducen al escritorio.

Por último, antes de ponernos manos a la obra, tengo que decir que si probáis una versión más nueva para vuestro Macbook Pro, es posible que funcione todo correctamente, en cuyo caso no tendréis que hacer nada más. Pero si hubiera algún problema, las soluciones que se dan están pensadas para los modelos en particular. Por ejemplo, lo primero que hice yo fue probar un Ubuntu 14.04 que es la última versión LTS hasta la fecha de la redacción de este artículo. Como el nuevo Unity no era de mi agrado, cambié a un Xubuntu 14.04 y aquí fue cuando me encontré problemas con el ajuste del brillo de la pantalla, la retroiluminación del teclado, etc. Cuando quise solucionarlo con la información proporcionada en la página oficial de Ubuntu, me encontré con que el paquete de software para la compatibilidad de los Macbook pro de Intel con Ubuntu sólo estaba soportada hasta la versión 13.10, así que finalmente me decidí por utilizar la 12.04 LTS.

En este punto descargaremos la versión de Ubuntu o Xubuntu que queramos probar, procederemos a grabarla en un DVD y arrancaremos desde él en nuestro Macbook. Para los que no lo sepan o no se acuerden, tendremos que hacer clic en la tecla C justo antes de apretar el botón del Power para conseguirlo.

Lo siguiente es seguir el asistente de instalación. Como pasa con Windows, detectará que tenemos una instalación de OS X en el disco duro y nos dará la opción de instalar al lado. Cuando la instalación haya acabado y reiniciemos, veremos que aparece el menú de Grub para elegir la instalación desde la que queremos arrancar.

Tras el primer arranque de Xubuntu ya podremos empezar a probar todas las funcionalidades de nuestro Macbook para ver si tenemos algún problema. Lo más habitual es que fallen las teclas de funciones (brillo, volumen, retroiluminación,…), que al cerrar la tapa no se apague, etc. Será cuestión de encontrar los problemas y solucionarlos con la información proporcionada en la página oficial de Ubuntu. En mi caso, para mi Macbook Pro 5.5 con Xubuntu 12.04, tendría que mirar en https://help.ubuntu.com/community/MacBookPro5-5/Precise. Si no sabes donde tienes que mirar tu para tu Macbook vuelve a la lista del principio de este artículo para averiguar tu modelo de Macbook y el enlace a la página de soporte de Ubuntu.

Además de instalar los drivers privativos de Nvidia para el ajuste del brillo de mi pantalla, también tube que configurar la retroiluminación del teclado. Pero lo segundo que más me molestaba era la configuración de energía. Otra cosa que me ha sorprendido es que la función de Hibernación estaba deshabilitada y he tenido que habilitarla para que cada vez que cerrara la pantalla el equipo se pusiera en modo de hibernación. Si este es tu problema puedes seguir el siguiente tutorial: http://lignux.com/tutorial-como-activar-la-funcion-de-hibernar/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=tutorial-como-activar-la-funcion-de-hibernar

A estas alturas puedo decir que mi viejo Macbook está en su segunda juventud y espero poder seguir sacando zumo de esta máquina que tantos buenos momentos me ha dado.